CIRCULAR INFORMATIVA LABORAL – ENERO 2019 –
11 enero, 2019
Show all

¿POR QUE Y PARA QUE NECESITO UN ASESOR?

Quizá sea una de las preguntas que sea haga un autónomo o una empresa cuando comienza su actividad, considerando que sólo ayudan a cumplir con la “tramitación de papeles” y que este punto lo tienen cubierto con una persona contratada en el negocio que atienda a las obligaciones fiscales, contables, de administración y financieras.

Pero, hoy en día, dentro de un mercado altamente competitivo, diverso y cada vez más complejo, las empresas necesitan guías que les ayuden a mejorar su productividad, alcanzar un mayor rendimiento y facilitar la toma de decisiones. Para ello, hay una serie de factores que se han de tener en cuenta a la hora de elegir asesor;

Un buen asesor no sólo debe cumplir con las obligaciones fiscales, laborales, mercantiles y contables, sino que ha de ayudar a hacer crecer el negocio, se ha de involucrar con el cliente y asesorar en todo lo que considere de utilidad para la buena marcha de éste, teniendo la perspectiva del negocio como un todo y no como parcelas aisladas.

No hay que perder de vista que el negocio está inmerso en unas condiciones de mercado, en unas circunstancias personales, un momento económico/político, una situación financiera y unas políticas que, ante cualquier cambio, puede ser necesario ajustar y para ello, hay que contar con buen asesoramiento en la toma de decisiones y estar alerta ante los cambios legales, fiscales..; por ello, la decisión de elección de asesor, no se debe tomar a la ligera ya que una mala elección puede salir muy cara.  Por ello, habría que tener en cuenta una serie de puntos que pueden marcar la diferencia en los resultados de nuestro negocio:

1.-El asesor ha de contar con personal cualificado; no está de más comprobar la trayectoria y experiencia en los perfiles profesionales.

2.-Es importante que haya una primera toma de contacto sin ningún compromiso con el asesor para ver el nivel de afinidad y sintonía asesor/empresa y poder intuir y determinar el grado de confianza y tranquilidad que te ofrece y la forma en que se va a involucrar en tu negocio.

Una conversación sobre la situación actual de tu negocio , los ámbitos que te preocupan y la visión de la perspectiva del asesor te dará idea de la trayectoria que podéis establecer.

3.-Es un plus que el asesor pueda proporcionar al cliente el acceso a una plataforma que permita integrar los software de gestión y el acceso inmediato a la información, ya que facilita el trabajo de acceso a los datos y, por tanto, da más fluidez en la toma de decisiones.

4.-En el ámbito empresarial surgen imprevistos continuamente; asegúrate qué servicios te pueden prestar ya que en cualquier momento podrías necesitar una auditoría, un peritaje, una valoración de empresas…servicios que no necesitarías, a priori, en tu día a día; o incluso si fuera posible externalizar una dirección financiera…todo es posible.

5.-Cerciórate de que tu asesor es fácilmente accesible y de que la sintonía y fluidez va a ser posible.

6.-El asesor será tu confidente, no sólo se va a limitar a hacer asientos contables y transmitir impuestos; se ha de empapar de tus problemas y ofrecerte soluciones y, a la postre, te va a permitir disponer de tiempo, focalizar tu trabajo y optimizar tu negocio; es lógico que el cliente pida algo más y pague algo más que por simples trámites administrativos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies